El 16 de enero, el Coral Methane realizó con éxito su primera operación de bunkering de GNL en el primer crucero a GNL del mundo en Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias. El AIDAnova, el barco más nuevo de AIDA Cruises, hizo historia como el primer barco de la industria de cruceros en ser alimentado, tanto en mar como en puerto, con el combustible fósil más limpio del mundo. El Coral Methane es un buque de 7.500 cbm que, de un transportador de GNL/etileno, se convirtió en un buque de bunkering para Shell, que está suministrando el GNL.

El proyecto de adaptación del Coral Methane, administrado por Anthony Veder, tomó 12 meses. Se requirieron trabajos de ingeniería y modificación, así como la obtención de licencias de abastecimiento de combustible para los distintos puertos. Para garantizar operaciones seguras de bunkering, la tripulación se familiarizó con todos los equipos y procedimientos necesarios, junto con el personal de Shell, AIDA Cruises y Carnival Corporation.

“Creemos que el GNL es el combustible marino más sostenible de hoy. La entrega del Coral Methane como un buque búnker de GNL, en asociación con Shell, subraya nuestra dedicación al GNL y marca el próximo paso en nuestra contribución a una cadena de suministro sostenible. El éxito de este proyecto se debe a una excelente cooperación con todas las partes involucradas, desde la fase de ingeniería hasta e incluyendo nuestra primera operación de bunkering”, dijo Klaas Kerssemakers, director de operaciones de Anthony Veder.

El Coral Methane se construyó en 2009 de acuerdo con un diseño innovador con propulsores Azipull que le dan a la embarcación una alta maniobrabilidad y eficiencia de combustible. Su flexibilidad probada proporciona las condiciones necesarias para operar como un buque de búnker de GNL. Las modificaciones, como el sistema de transferencia de mangueras instalado, le permiten realizar operaciones de bunkering de manera segura, mientras que el sistema de gestión de gases de ebullición proporciona una solución sostenible para el uso eficiente del gas natural y la reducción de emisiones de carbono.

Fuente: Anthony Vedder

Leave a Reply