La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, presentaron los acuerdos que el Gobierno de las Islas Baleares ha alcanzado con Enagás, ACCIONA y CEMEX con el fin de impulsar varios proyectos industriales en la zona de Lloseta, en Mallorca. Los acuerdos incluyen el desarrollo de una planta de generación de hidrógeno verde a partir de energía eléctrica renovable, para lo que también se construirá un parque fotovoltaico.

Este proyecto se enmarca dentro de una iniciativa público-privada que aspira a impulsar el desarrollo de nuevas energías limpias en las Islas Baleares, así como a dinamizar la economía de esta comunidad autónoma. Su objetivo es utilizar el hidrógeno generado como combustible alternativo, inicialmente para una flota de autobuses de transporte público.

Al acto asistió el Consejero Delegado de Enagás, Marcelino Oreja, que señaló: “En el proceso de descarbonización los gases renovables tienen un papel fundamental”. En esta línea, ha señalado que “es necesario poner en valor nuevas alternativas que permitan una movilidad sostenible, y el hidrógeno de origen renovable es una buena opción”.

Esta iniciativa está en línea con los objetivos de descarbonización fijados por la Comisión Europea y con el horizonte fijado por el Proyecto de ley de las Islas Baleares: 35% de renovables, 23% de reducción del consumo energético y disminución del 40% de las emisiones contaminantes a 2030.

Para Enagás, el acuerdo se enmarca en su apuesta por el desarrollo de las energías renovables no eléctricas (hidrógeno verde y biogás/biometano) como soluciones energéticas claves en el proceso de descarbonización y en el impulso de una economía circular.

Fuente: Enagás

Leave a Reply