La naviera Baleària acaba de poner a flote el ferry Marie Curie en los astilleros italianos Cantiere Navale Visentini, mientras que su gemelo Hypatia de Alejandría está pendiente de culminar su construcción y realizar las pruebas de mar correspondientes. Se trata de los primeros ferris a GNL que navegarán en el Mediterráneo. Está previsto que el Hypatia de Alejandría empiece a operar a principios del año que viene y el Marie Curie unos meses después.

En el caso del recientemente flotado Marie Curie, ya se ha completado prácticamente toda su estructura y se está trabajando en la habilitación de las zonas de pasaje y tripulación, de manera que en estos momentos se ha sobrepasado el 50% de la construcción. Además, tanto los motores como los tanques de GNL y los equipos principales se encuentran ya a bordo.

Por otra parte, el Hypatía de Alejandría está casi finalizado. Actualmente el ferry se encuentra en dique seco donde se está aplicando la silicona anti incrustante a la obra viva del casco. Está previsto que el buque realice en las próximas semanas pruebas de navegación tanto con GNL como con fueloil.

La inversión en la construcción de estos dos smart-ships pioneros en el Mediterráneo alcanza los 200 millones de euros. Son dos buques sostenibles de características idénticas: 186,5 metros de eslora, velocidad máxima de 24 nudos y capacidad para 810 personas, 2.180 metros lineales de carga y 150 vehículos. En estas nuevas construcciones, la tecnología y la digitalización están al servicio de la eficiencia energética ya que, además de generadores dual fuel (con una potencia de 20.600 KW), estos buques cuentan con iluminación led, entre otras características.

Para Baleària, el uso de gas natural como combustible es una apuesta estratégica, que responde a criterios de responsabilidad social y rentabilidad económica, y que la ha situado como pionera a nivel mundial en el uso de GNL. Además de estos dos buques, recientemente ha anunciado la construcción del primer fast ferry a GNL que navegará en el mundo. Asimismo, ya comenzó la conversión del primero de los seis buques de la flota que modificarán sus motores para poder propulsarse mediante gas natural. Baleària planea tener, en los próximos tres años, como mínimo la mitad de su flota de ferris navegando con esta energía limpia, y llegar al 100% de la flota en un plazo de diez años.

Fuente: Baleària

Leave a Reply